Que Dar De Comer A Una Gata Recien Parida

Es un instinto que no debemos entorpecer salvo que apreciemos que el recién nacido corre riesgos. Nunca le ofrezcas leche de vaca o de otro mamífero ni a la madre ni a las crías. Podrías generarle graves consecuencias gastrointestinales que podrían desencadenar hechos fatales. La novedosa camada deberá visitar al veterinario luego del destete para que les ponga sus respectivas vacunas y los desparasite. Durante el embarazo, la gata habrá de ser chequeada por el veterinario cuando menos una vez para corroborar que todo va bien.

A lo largo de las últimas 3 semanas de embarazo de tu gata va a haber sido alimentada con pienso de alta definición en especial concebido para gatitos. Este pienso está indicado para que la gata produzca una leche bien rica en los nutrientes que los gatos precisarán. Pero inmediatamente tras el parto su apetito se ve perjudicado, va a pasar de comer más de la cuenta a casi nada.

Comportamiento Normal

Ruidos, interrupciones constantes o mal tienen la posibilidad de causar que la gata mate a sus gatos. El peligro de esto se reduce si mamá está familiarizada con su entorno, su entorno está relajado y goza de buena salud. No molestes a la gata con los gatitos salvo que sea necesario y mantén lejos a otras mascotas. Hola Nicolás, la verdad es que comprendo lo que comentas y es realmente triste que esta pobre gata dejada vaya a tener crías de esta manera. ¿Por qué no contactáis con algún refugio o protectora de animales que les logren ayudar? Por el hecho de que esa gata y sus bebés van a tener un triste final si nadie se apiada de ellos.

Más información sobre alimentos PURINA®para gatos enAlimento adecuado para tu gato. Durante la lactancia, debes alimentarla “ad libitum” , en tanto que necesitará comer mucho más de lo común. Opta por un alimento de gran calidad y muy energético que aporte los nutrientes y los ácidos grasos que su organismo necesita para la producción de leche. Cuando se acerque el final del intérvalo de tiempo de lactancia, vuelve a su alimento habitual. Jamás le pongas a tu gata agua agua o comida sucia que desprenda olores.

Aprende De Qué Manera Debes Actuar Durante El Parto De Tu Gata

Despreocúpate si la futura mamá empieza a perder el apetito hacia el desenlace de la gestación. Ésta es la señal habitual que te señala que no falta bastante para el parto. Aunque se muestre un tanto reticente a comer, cerciórate de sostener la comida y el agua a su alcance por si acaso desea un pequeño refrigerio a lo largo de ese intérvalo de tiempo. El tiempo de lactancia durará unos un par de meses, entonces los cachorros estarán listos para empezar a ingerir sólidos y abandonar la teta de la madre. Después del destete, los cachorros deberán consumir sólo comida para gatos. Consulta con tu veterinario para contrastar que la marca que hayas escogido cumpla con las necesidades nutricionales de los nuevos integrantes de la familia.

Es importante cerciorarse de que la reina tenga ingreso a un espacio cálido, limpio y tranquilo. Puede apreciar una caja de cartón forrada con suaves mantas y sábanas para ocultar a los gatos. Durante este especial instante de la lactancia, tus habilidades de observación y entendimientos son esenciales para el adecuado avance de los gatitos. Sí, la mayoría de los gatos son intolerantes a la lactosa y el consumo de artículos lácteos puede ocasionarles diarrea y vómitos. No obstante, el instinto puede fallar y en ese momento, vas a deber asistir al rescate de los felinos. Con un paño húmedo y despacio, limpia con mucho precaución los ojos y la boca de cada cachorro y dale un tiempo a fin de que la madre siga con el trabajo.

No es requisito estar siempre y en todo momento al lado de la madre, solo debes contrastar que todo esté bien durante y después del parto. Lo esencial es que la gata logre ingresar y escapar del sitio en el momento en que lo desee. La primera cosa que tienes que hacer es brindarle un espacio confortable, seguro y limpio a la gata.

En el momento en que son muy pequeños, los gatitos son admirables y seguro que querremos cogerlos lo antes posible pues de este modo, pensamos, se acostumbraran a nosotros. “Cuanto más tiempo estén con la madre, mejores gatos serán, con lo que es esencial respetar sus tiempos”. Ramírez señala que la adopción de los mininos puede hacerse a partir de los dos meses. Aunque esperar a las diez o 12 semanas sería aun mucho más bueno para ellos y, en consecuencia, para la convivencia con nosotros y con otros animales del hogar. En parte, será grasa que amontona para ayudar a dar de comer a sus gatos a lo largo de la lactancia.

Mucha Agua

Punt es diplomada en Bioquímica y Biología Molecular por la Facultad de California, Davis, tiene un máster en Bioquímica por la Universidad de Buffalo y es DVM por la Facultad Occidental de Ciencias de la Salud. Para ella, sus perros chiquitos serán su prioridad y tratará de defenderlos de cualquier persona que se les acerque, ya sea un amoroso dueño o el resto de los animales de la vivienda. Si estuviste vigilante durante el parto, revisa que las placentas estén terminadas . Es posible que la gata se las coma, pero lo importante es que ninguna haya quedado en el vientre o en caso contrario, desarrollará una infección grave.

Una cuidadosa consideración y preparación hará que la nutrición con biberón de un gatito sea una experiencia relajante y cómoda, y contribuirá a hallar una mascota feliz y sana. Cerciórate de sostener bastante comida cantidad de comida para tu gata en todo instante. Algunas mamás pueden comer hasta cuatro veces su cantidad normal mientras que están amamantando. Después de precisamente un mes, la reina comenzará a destetar a su prole y la proporción de comida se puede achicar poco a poco par volver a su dieta normal de adulto. Precisamente a las 8 semanas de edad, los gatitos habrían de estar destetados. En este artículo, te ofrezco consejos de qué cuidados precisa un gata recién parida y sus gatos, así como las señales de observación de los problemas médicos y los hitos en el avance de los gatos.

El Parto

Aparte de producirle arcadas; en el caso de que se la tome puede contraer alguna patología o alguna bacteria que afecte de forma directa a su salud y a la de los pequeños gatitos. En ocasiones la cantidad de comida puede ser mayor pero esto va a depender de las pretensiones de tu gata. Puedes aun ofrecerle cada 2 o 3 días alguna porción de pollo o atún para dar más nutrientes a su dieta. Aunque lo más importante es que coma y esté sana, debes prestar atención a que no engorde en demasía porque puedes poner bajo riesgo su salud si la sobrealimentas. La primera cuestión que hay que tener en consideración al cuidar de un gato recién nacido es si la madre está presente.